CONTRAINDICACIONES DEL COMINO EN SU CONSUMO

La naturaleza nos proporciona todo tipo de alimentos que son beneficiosos por sus propiedades y componentes, entre ellas el comino, una especie que nos brinda sus bondades en el área de salud, además de resultar un gran aliado en la preparación de innumerables platillos de la dieta diaria. Sin embrago, existen contraindicaciones del comino, ya sea por circunstancias de tolerancia o por estados pasajeros y crónicos en nuestras condiciones físicas.

Es importante entonces conocer, tanto en el comino como en otras especies, en que nos ayudan y también qué efectos secundarios podría generar en nuestro organismo su consumo o aplicación, y así emplearlo de manera moderada.

¿Cuáles son las contraindicaciones del comino en la cocina diaria?

Las contraindicaciones del comino en el área de la cocina, se originan por su uso excesivo como condimento en la preparación de los alimentos, ya que su empleo desproporcionado, proporciona un sabor amargo y desagradable en el plato elaborado para nuestro consumo.

Si lo agregamos con regularidad en distintos platillos de nuestro régimen alimenticio, es posible que el comino sea el causante de ardores estomacales y otras alteraciones en el tubo digestivo, razón suficiente para cuidar su empleo de manera moderada en la elaboración de los mismos.

Además y a pesar de ser un excelente carminativo o anti-flatulento, el alto consumo de las semillas del comino, pueden producir en algunas personas excesivos eructos malolientes.

Contraindicaciones del comino en la salud

Contraindicaciones del comino en la salud.

Este es el aspecto donde mayores consideraciones hay que tomar por el uso y abuso en el consumo del comino.

La primera de las contraindicaciones del comino es el suministro de su aceite esencial a niños menores de 6 años que podrían verse afectados físicamente.

El consumo del comino en cualquiera de sus preparados, también debe ser moderado en mujeres embarazadas dado al hecho que puede producir contracciones uterinas que las induzca a un aborto. Igualmente siempre es contraindicado su toma y uso terapéutico en mujeres que se encuentran en proceso de lactancia materna.

Por otra parte, el consumo reiterado de semillas de comino en grandes cantidades puede ser un causante de daños renales y hepáticos, al igual que es capaz de originar variadas alergias y ser el agente generador de erupciones de tipo cutáneo.

Otras contraindicaciones del comino están relacionadas con los padecimientos por alteraciones en la glicemia, ya que esta especia tiende a disminuir rápidamente los niveles adecuados de azúcar en la sangre. Adicionalmente, el comino posee propiedades narcóticas y puede transformarse en un potente adictivo, causando estados de reiterada somnolencia y mantener así nuestra mente obnubilada.

Siendo el comino una de las tantas especies que nos otorga numeroso beneficios, se hace necesario controlar su uso en las diversas áreas en las que se puede emplear, para evitar así complicaciones en nuestra salud y la alteración en el sabor de nuestras comidas.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…